TENDENCIAS DE LAS SOLUCIONES TECNOLÓGICAS EN EL 2020

El cambio generacional a traído consigo una trasformación radical desde la llegada de la tecnología digital. Teléfonos inteligentes, tabletas electrónicas y numerosos dispositivos que permiten conectar a personas en cualquier parte donde se tenga conectividad mediante Internet. A transformado nuestra vida, principalmente, en la forma de compartir información profesional, educativa e incluso personal.

En el ámbito de la salud, donde se registra una gran cantidad de datos desde las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPS), aseguradoras de salud, Entidades Administradoras de Planes de Beneficios (EAPB), Entes Territoriales y demás agentes que hacen parte del modelo de atención en salud en Colombia. Todas, con el objetivo de convertirlas en información clave para la toma de decisiones.

En el ámbito de las IPS dicha información puede ser utilizada para la definición de condiciones contractuales y comerciales, en la definición de mecanismos de pago, en el fortalecimiento de la calidad de los servicios que están teniendo mayor impacto en los resultados en salud y financieros. 

En el ámbito de las aseguradoras y EAPB, dicha información les permitirá tomar e identificar los resultados de su gestión de riesgo en salud realizada a su población afiliada, así como sus particularidades epidemiológicas en los periodos de tiempo requeridos.

En el ámbito de los Entes Territoriales y demás agentes involucrados, la información les podrá servir para tomar decisiones políticas y administrativas en su territorio a cargo con el fin impactar en la salud de la comunidad y en su gestión pública.

Ahora bien, en el ámbito de la medicina, en el que se maneja una gran cantidad de datos sensibles e importantes para la toma de decisiones clínicas e incluso administrativas y financieras desde las IPS, y, además, con los aportes que se generan a partir de los datos e información recolectada para la investigación médica. Resultaba inevitable la aparición de una infraestructura digital que ayudase en el manejo de tal volumen de información. Éste es el caso del registro electrónico del paciente o EHR (Electronic Health Record por sus siglas en inglés), un sistema que ofrece a los profesionales de la salud la posibilidad de acceder a la información cuándo y dónde sea necesaria. Sin embargo, el alcance no es solo el almacenamiento de datos; funcionalidades como alertas ante valores críticos en los resultados de un laboratorio, detección de potenciales errores en la medicación prescrita o protocolos de actuación guiados son parte de la evolución de los sistemas de salud en esta nueva era digital.

En el año 2016, Reenita Das hablaba en la página de www.forbes.com de las cinco tecnologías disruptivas en la atención médica para 2020. Dado el panorama de cambios exponenciales de la atención médica en esos momentos, ya se esperaba que las tecnologías tuvieran implicaciones de gran alcance en términos de diagnóstico, tratamiento y prestación de servicios de salud en el futuro e incluso en la gestión administrativa y financiera de los profesionales de la salud.

En otras palabras, los datos tienen como objetivo primordial dar soporte a los profesionales de salud en la toma de decisiones y además contribuyen a mejorar la interacción entre la evidencia científica y la información del paciente. Los datos e información se presentan de manera organizada y disponible para el personal médico y de enfermería en los tiempos y formas adecuadas para mejorar la calidad de la atención, la seguridad del paciente, la eficiencia de los procesos hospitalarios y la gestión administrativa y financiera. De ahí la importancia de diseñar y adaptar sistemas de apoyo a la decisión o CDS (Clinical Decision Support por sus siglas en inglés) para fundamentar con resultados detallados o consolidados en tiempo real o en el que requiera el usuario para la toma de decisiones clínicas. 

A través de un CDS, se pueden diseñar una gran variedad de herramientas que incluyen: i. Alertas programadas y recordatorios para profesionales y pacientes, ii. Guías clínicas, iii. Protocolos de actuación para una dolencia específica, iv. Resúmenes e informes centrados en la información del paciente, v. Plantillas de documentación, vi. Ayuda al diagnóstico y viii. Información de relevancia en tiempo real. 

A pesar de esto, y según la experiencia de implementación de CDS, han surgido debilidades que para subsanarlas se presentan los siguientes cinco puntos esenciales: 

  1. Información adecuada. La información debe estar basada en conocimiento clínicos contrastados y responder a una necesidad real.
  2. Persona adecuada. El destinatario de dicha información puede ser cualquier miembro del equipo médico, incluido el propio paciente, a quien en muchos casos se descuida como participante activo de los procesos de atención sanitarios.
  3. Canales adecuados. Los medios a través del cuales se proporciona la asistencia deberán ajustarse a las necesidades del usuario. P.ej. dispositivos móviles, portal del paciente, EHR, etc.
  4. Formato de intervención adecuada. La ayuda se presentará en el formato más útil y comprensible posible. P.ej. protocolos de actuación, hojas asistenciales, cuadros de mando, listas de pacientes, etc.
  5. Punto de flujo de trabajo adecuado. Se aportará la información en el momento de adecuado del flujo de trabajo, es decir, cuando sea necesario tomar una decisión o acometer una acción.

Finalmente, en la actualidad, las 5 tendencias tecnológicas de salud que se esperaban observar en 2020 estarían enfocadas desde el diagnóstico en tiempo real ayudado por el aprendizaje automático hasta dispositivos portátiles que rastrean y transmiten datos de pacientes a distancia. Una gran cantidad de tecnologías nuevas y en evolución que serían parte de los retos para influir en la prestación de atención en 2020. Y, pese a los beneficios, el reto de los sistemas de salud no es el de disponer de estas herramientas de apoyo a la toma de decisiones, sino que se adopten, se utilicen y sean realmente útiles para la práctica clínica. Situación que, con la actualidad de la pandemia mundial, se debió acelerar para caracterizar epidemiológicamente, georreferenciar población, controlar síntomas y patologías crónicas y además atender pacientes de manera remota. 

Escrito por Ivan Mauricio Escobar Mendoza CEO y cofundador de aliciapp

 https://www.gradiant.org/blog/tendencias-esalud-sistemas-apoyo-decision-clinica/ 
https://healthtechmagazine.net/article/2019/12/5-healthcare-tech-trends-watch-2020


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *